Etología

Observar y comprender
el comportamiento social de los caballos

nos permite comunicarnos mejor con ellos y nos proporciona una sensación de seguridad.
Gran parte del trabajo en etología se realiza en primer lugar sobre la tierra. Se trata de ser conscientes de la importancia del lenguaje corporal, la actitud para respetar espacios y roles, y aprender a comprender el comportamiento del caballo, al mismo tiempo que damos una respuesta apropiada.

También es un trabajo que se continúa a caballo, con el objetivo de logar impulso, equilibrio y relajación.

Ya sea para la doma, la educación, la solución de problemas de conducta o de trabajar con el caballo, se trata de encontrar una manera sostenible de confianza y respeto mutuo, así como de trabajar positivamente con el animal.